Tipos de datos en la Guía

A continuación, enumeramos algunos de los principales tipos de datos relevantes para el clima que los agentes nacionales deberían considerar publicar en formato de datos abiertos. La mayoría ellos son recopilados y retenidos por agencias gubernamentales a nivel nacional, como ministerios pertinentes (por ejemplo, el ministerio de energía) y organismos sectoriales (por ejemplo, servicios forestales). Además, algunos gobiernos subnacionales también pueden producir conjuntos de datos homólogos dentro de sus jurisdicciones. Sin embargo, los propietarios de datos variarán de un país a otro.

También es importante tener en cuenta que algunos de estos indicadores pueden estar ya disponibles públicamente en ciertas jurisdicciones nacionales o subnacionales. En otros casos, es posible que los países ya tengan que presentar parte de esta información a un organismo regional o internacional; por ejemplo, los estados miembros de la UE deben informar algunos de los indicadores enumerados en esta Guía a la Comisión Europea. Cuando éste sea el caso, es importante considerar cómo la información ya disponible o reportada podría hacerse más accesible y útil para terceros a través de su publicación en formato de datos abiertos.

Los tipos de datos se enumeran en tablas específicas del sector que presentan información sobre:

● Indicadores - Tipo específico de datos relevantes para el clima.

● Resolución espacial: a menudo los datos no son lo suficientemente granulares como para ser útiles para decisiones sobre el terreno. Se recomienda a los usuarios que apunten al nivel más granular indicado en esta guía y recurran a un nivel menos granular si no es posible.

● Resolución temporal: los datos anuales a menudo proporcionan un buen primer paso, pero en muchos casos se requieren lapsos de tiempo más pequeños, como datos diarios o incluso por hora. Esto incluye datos de series de tiempo que se remontan lo más lejos posible (por ejemplo, 1990) si hay datos de archivo disponibles.● Ejemplos de datos existentes: en los casos en que los conjuntos de datos nacionales o internacionales ya están disponibles, incluimos enlaces en las tablas a continuación, a modo de ejemplo. Es importante tener en cuenta que incluso cuando existe una fuente internacional que cubre la mayoría de los países para un indicador en particular, es posible que la fuente no sea oficial, precisa, actualizada con frecuencia o que esté abierta. Por lo tanto, aún puede ser beneficioso para los gobiernos abrir directamente estos datos.