De Datos Abiertos a un Mejor Gobierno

Esta Guía no pretende sugerir que los datos abiertos por sí solos llevarán directamente a políticas y acciones climáticas más efectivas, equitativas y responsables. La Guía adopta el enfoque de la comunidad internacional de datos abiertos al alejarse de su disposición inicial de "publicar y esperar" a una de "publicar con un propósito". Para priorizar qué información seleccionar y publicar es crucial comprender el uso particular de cada caso para abrir un conjunto de datos, así como las capacidades y necesidades de los usuarios involucrados (tanto los propietarios de los datos como los posibles usuarios/ beneficiarios). Esto ayuda a garantizar que los recursos limitados se utilicen donde sean más efectivos. En cuanto a los datos relacionados con el clima, esto significa demostrar cómo un tipo de datos en particular puede informar, o mejorar las acciones de mitigación o adaptación, o bien acentuar la capacidad de medir sus resultados e impacto.

Los programas de datos abiertos son sólo un componente de un sistema de administración de información más amplio. Si se hacen bien, por ejemplo, con conjuntos de datos que están etiquetados, catalogados y hechos lo más abiertos posible de forma sistemática, pueden crear conciencia entre responsables tanto en sectores gubernamentales como no gubernamentales sobre qué información está disponible y quién la produce. Pero el acceso a la información es sólo un eslabón en la cadena que va desde la recolección de datos hasta su uso. Los datos publicados deben ser relevantes para los casos potenciales de uso y, en la medida de lo posible, estar completos y actualizados. También deben estar acompañados sistemáticamente con metadatos apropiados y, siempre que sea posible, deben presentarse de la manera más adecuada para su audiencia prevista o probable.

También es importante considerar los estándares de datos, especialmente porque los datos relevantes para el clima incluyen una amplia gama de tipos de información y un conjunto de casos de uso potencial igualmente variado. El desafío será encontrar un equilibrio entre ser adecuado para el propósito de los casos de uso prioritarios de hoy y seguir siendo un recurso valioso para los casos de uso del futuro.

El número de usuarios potenciales de datos abiertos y el grado en que estos usuarios pueden efectuar el cambio depende de una serie de factores, entre ellos, la alfabetización de datos de la sociedad civil, un entorno favorable legal e institucional para crear un espacio de incidencia y la capacidad de respuesta de las autoridades a la demanda de los ciudadanos. Las redes de la sociedad civil pueden desempeñar un papel crucial tanto para involucrarse con los gobiernos en la priorización de datos, como para conseguir que un conjunto más amplio de partes interesadas pueda usar los datos. La sociedad civil también puede actuar como "infomediario" y ayudar a interpretar los datos de los grupos afectados (es decir, las comunidades y los medios de subsistencia expuestos a los impactos del clima). Esto es esencial para cualquier esfuerzo sincero por vincular las agendas de clima y desarrollo sustentable.